Guardia Civil y Policía visitan las residencias de ancianos ante la crisis sanitaria

Llar d'Ancians de Calvià
Llar d'Ancians de Calvià

La Guardia Civil y la Policía Nacional ha informado este martes de que se están realizando visitas a las residencias de ancianos de Baleares para ponerse a su disposición para cualquier necesidad que les surgiera ante la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Según han informado desde la Delegación del Gobierno en Baleares, los agentes mantienen «contacto telefónico permanente» con grandes superficies y supermercados, así como con los servicios farmacéuticos para cualquier actuación que pudieran llevar a cabo tanto de orden público como de auxilio para el transporte de mercancías.

Controles en puertos, aeropuertos y carreteras

Por otra parte, los cuerpos de seguridad siguen con los controles en puertos, aeropuertos y carreteras del archipiélago. El aeropuerto de Son Sant Joan registró este lunes la llegada de 330 pasajeros, mientras que otros 294 salieron de Mallorca en los distintos vuelos programados. Por su parte, el aeródromo de Eivissa recibió la llegada de 51 personas y otras 25 abandonaron la isla, mientras que el aeropuerto de Menorca contabilizó 77 pasajeros que llegaron y otros 17 se marcharon.

Asimismo, la Guardia Civil detectó este lunes por la tarde un velero procedente de Canarias con tres extranjeros a bordo que pretendía atracar en un muelle de Palma sin autorización. La embarcación atracó finalmente en el muelle de espera del Real Club Náutico de Palma para que el capitán del barco fuera atendido por los servicios médicos debido a un golpe en una pierna.

El facultativo determinó que el hematoma que sufría no le impedía continuar con la actividad de tripular la nave y los agentes levantaron un acta administrativa por desobediencia por incumplir las restricciones establecidas por el decreto de estado de alarma.

Mientras, en las carreteras de Baleares, Policía Nacional y Guardia Civil, en coordinación con las policías locales del archipiélago, siguen realizando controles. En este sentido, los agentes activaron este lunes más de 300 dispositivos de vigilancia e identificaron a más de 5.000 personas y 4.900 vehículos.

Dos detenidos por incumplir el Estado de Alarma

Desde la Delegación del Gobierno han asegurado que la décima jornada de restricciones se está desarrollando sin incidencias significativas en Baleares y que la mayoría de la población respeta las medidas acordadas. Sin embargo, se registraron algunas excepciones como la detención de dos hombres este lunes en Palma por desobediencia grave a la autoridad incumpliendo las restricciones del estado de alarma.

Por otra parte, la Delegación del Gobierno ha señalado que los especialistas de la Guardia Civil llevaron a cabo este lunes la limpieza del polideportivo de Maó para poder instalar un punto de producción de material sanitario y de protección contra la pandemia del coronavirus.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.